ITAE - Agencia de Marketing Digital

Innovación en Tecnología Aplicada a su Empresa

Importancia de una página web en una empresa

La presencia de sitios web de comparación de precios, de la índole de Trivago y TripAdvisor, es un indicio de la importancia que tiene internet en la toma de decisiones de los consumidores.

Los sitios mencionados, a manera de ejemplo, son de enorme utilidad para los viajeros que apuntan a conseguir los mejores precios de hospedaje (Trivago) y de mejores lugares para hospedarse (TripAdvisor).

Pero: ¿cuál alternativa tienen los demás consumidores para conseguir los bienes y servicios que más se ajusten a sus necesidades y preferencias? A título general, la alternativa de investigar y hacer la comparación ellos mismos, visitando los sitios web que les ofrecen el producto que buscan.

Cada día son menos las personas que compran un producto o un servicio de buenas a primeras y cada día son más los consumidores que investigan acerca de la calidad, comparan precios, analizan ventajas de una marca en relación con las otras, observan las facilidades que les ofrece la empresa, etc.

Sin web, la empresa no existe

Ignorar la importancia de la web no es una opción para una empresa, grande o pequeña. Los hábitos de los consumidores han cambiado y, si el empresario quiere subsistir y prosperar, tiene que ajustarse a las necesidades y facilidades de los clientes.

Para adaptarse a las necesidades de hoy, la informática ofrece un sinnúmero de facilidades y herramientas que permiten dar respuesta rápida y sencilla a las crecientes exigencias de los consumidores.

Tantas son las facilidades, que existen plataformas gratuitas para la creación de sitios web, aun cuando se tengan pocos conocimientos de informática. La utilización de este recurso contribuye, al menos, a crear conciencia sobre la importancia que reviste para una empresa contar con un sitio web. Si la empresa de hoy no tiene un espacio virtual, en la vida física no existe.

Existe, pero es invisible

La sola presencia de la empresa en internet no significa, sin embargo, que sea visible, es decir, que sea fácilmente accesible al enorme contingente de consumidores que existe para cada producto.

El sitio web cumplir con una serie de procedimientos y estrategias, para que los motores de búsqueda de internet lo localicen, apenas un momento después de que el consumidor haya hecho una solicitud relacionada con su contenido.

Por eso es tan importante, por ejemplo, incluir el nombre de la empresa o el producto que se ofrece en el dominio (la dirección de la empresa en internet), mostrar un diseño que capte la atención del visitante e incluir un contenido que le ofrezca un valor.

Un sitio web profesional

En internet no importa tanto el tamaño de la empresa. La presencia en la web le da credibilidad, la muestra grande, exitosa, interesante; pero este es un logro que no se puede lograr con un sitio web cualquiera.

Cuánto más profesional sea el sitio, mayor será el éxito, y para que sea profesional hay implementar en el sitio web, elementos como:

  • Público objetivo

Hay que definir el público objetivo, porque –por ejemplo- no da lo mismo un sitio web para adultos, para jóvenes o para mujeres. No es lo mismo diseñar el sitio web de una empresa que distribuye automóviles, para gente de cierto poder adquisitivo, que un sitio web dirigido a jóvenes deportistas. Varían los colores, la composición, la arquitectura…

  • ¿Para qué la quiere?

¿Quiere vender más o solo mantener el ritmo de ventas frente a la avalancha de competidores? ¿Tiene capacidad para distribuir sus productos sin límites de distancia o sólo en su país o su territorio de influencia? ¿Lo que quiere es reforzar el prestigio de la marca o expandirla? La definición del objetivo es importante, para no desperdiciar recursos.

  • La arquitectura del sitio

Hay sitios web de gran atractivo y los hay feos; los hay prácticos y fáciles de usar y los hay lerdos y confusos. Cada elemento del sitio web y de cada una de las páginas que lo componen es importante y existen teorías sobre la disposición de cada uno de ellos, para que sean agradables y prácticos.

  • El logotipo

Está más que trillado, pero no existe mejor ejemplo, recordar que un logo de Coca Cola o McDonald’s se reconoce en cualquier cultura, sin necesidad de leerlo. Lograr que el logo de la empresa sea reconocido es de trascendental importancia.

  • El contenido

Del contenido depende que un visitante aprecie o rechace un sitio web y salga de él sobre la marcha. Siendo uno de los elementos más importantes, el contenido ha de caracterizarse por incluir textos, fotos, infografías, videos, atractivos, interesantes, novedosos, originales y actualizados.

  • Privacidad y seguridad

El sitio debe estar dotado de medidas extremas de seguridad, para evitar que los datos de un cliente sean robados. El sitio debe garantizar al usuario que sus datos son privados; que no se compartirán y que estarán protegidos de los delincuentes cibernéticos.

  • Diseño responsive

Básicamente, se trata de diseñar y desarrollar sitios web que se adapten a las medidas de las pantallas de los dispositivos móviles. Un sitio web debe ser accesible desde computadoras y dispositivos móviles, para no desperdiciar la oportunidad de atender a un gran volumen de internautas que utilizan teléfonos móviles y tabletas

A manera de corolario, si una empresa no tiene un sitio web, no existe y, si bien, internet ofrece facilidades para crear fácilmente un sitio web mediante plataformas gratuitas, lo recomendable es contar con un sitio web funcional, acatando todos los puntos anteriormente descritos.

Además, hay que tener presente que el consumidor de hoy compara, analiza, comenta y pregunta, por lo que es imprescindible que el sitio web cuente con una fórmula que permita interactuar. La respuesta a un comentario o a una pregunta, lo más inmediatamente posible, puede ser determinante para ganar un cliente.

Fuente: www.zewsweb.com